Glucemia Nutrición

Guía práctica para interpretar la Glucemia

Itxaso Erasun – Dietista-Nutricionista

Índice

  1. Introducción.
  2. ¿Qué niveles de glucosa se consideran “normales”?
  3. Niveles de glucosa en la práctica deportiva
  4. Hipoglucemia e hiperglucemia
  5. Conclusiones
  6. Referencias

Introducción

¡Buenos días! Después de haber hablado sobre glucemia y sus factores, ya es hora de que sepas cómo interpretar los niveles de glucosa en sangre. Los valores de glucemia tienen distintos significados y relevancia según la situación, ya que existen muchos factores que influyen en ella por lo que saber cómo interpretar la glucemia, nos ofrece mucha información sobre el individuo. Hoy en día, se realizan distintos tipos de pruebas para conocer los niveles de glucosa en sangre, pero las más conocidas son los exámenes de sangre (en ayunas) y las pruebas de glucemia capilar (a cualquier hora mediante un medidor específico). Estas pruebas nos informan de unos niveles de glucosa en sangre en un momento concreto y se han estandarizado unos valores medios de clasificación. En cambio, los avances recientes en tecnología de monitorización continuo de glucosa (MCG), permiten rastrear los niveles de glucosa durante un período de 24 horas y obtener información sobre tendencias más profundas asociadas con la salud, como la variabilidad glucémica, una medida de los cambios de glucosa hacia arriba y hacia abajo durante todo el día, como lo hacemos en Glucovibes.

Si quieres conocer algo más sobre los valores y cómo interpretarlos, sigue leyendo:

¿Qué niveles de glucosa se consideran ‘normales’?

Según la Asociación Americana de Diabetes (ADA), se consideran valores normales de glucosa en ayunas los <100 mg/dL. También se consideran niveles normales de glucosa los <140 mg/dL posprandiales y dos horas después, los niveles de glucosa deben de volver a los valores anteriores a la ingesta. En general, podemos asumir que la normalidad de los valores glucémicos son entre 80-120/140 mg/dL, siempre en función del momento del día. En este sentido, cabe destacar que como vimos en un anterior post estos valores son completamente distintos ante diferentes situaciones fisiológicas como el ejercicio físico, como veremos en el siguiente punto.

En el caso de MCG, no existen criterios estandarizados y universalmente aceptados sobre qué valores de glucosa de 24 horas son “normales”. Los científicos continúan recopilando información sobre los niveles de glucosa en personas sanas que utilizan la tecnología MCG para establecer valores medios.

Pero, ¿cómo puedes mantener los niveles de glucosa en sangre en los rangos antes mencionados? Mantener tus niveles de glucosa constantes es más complicado que simplemente seguir una lista de alimentos del tipo “come esto, evita aquello”. Cada persona tiene una respuesta individual a la comida en lo que respecta a sus niveles de glucosa; Los estudios han demostrado que dos personas pueden tener diferentes cambios en sus niveles de glucosa después de comer alimentos idénticos.

Niveles de glucosa en la práctica deportiva

Como ya hemos visto anteriormente en el post de glucemia y entrenamiento, la glucemia puede variar mucho durante la práctica deportiva. Los niveles pueden ir desde los 110 mg/dL, hasta 180 mg/dL (siendo estos muy variables por cada individuo). La MCG puede ayudar a entender mejor las respuestas personales de cada individuo durante la práctica deportiva, aprender a tomar decisiones apropiadas relacionadas con el ejercicio y evaluar la efectividad de estas decisiones. Además, también ayuda a interpretar la necesidad de carbohidratos como combustible para el ejercicio, los hidratos de carbono de acción rápida deben estar disponibles en todo momento para tratar los niveles bajos de azúcar en sangre, inminentes o reales, antes y durante las actividades.

En este sentido, conocemos que los niveles de glucemia, como respuesta metabólica al “estrés” fisiológico que supone el ejercicio, representan un requisito para rendir en el deporte. Por ejemplo, cada vez vemos más claro que para rendir a una intensidad media-alta (RPE 8/10) se necesitan unos niveles mínimos de glucemia, lo que a nivel metabólico puede representar una “adecuación metabólica”. Como hemos dicho antes, un requisito.

Hiperglucemia e hipoglucemia

La hiperglucemia se refiere a niveles elevados de glucosa en sangre, cuando el cuerpo no elimina adecuadamente la glucosa de la sangre (entrada en tejidos y células). Los niveles elevados de glucosa pueden dañar los vasos sanguíneos y los nervios con el tiempo y puede provocar problemas en los ojos, riñones o corazón, así como entumecimiento de las manos y los pies. Niveles muy altos de glucosa en sangre pueden provocar coma e incluso la muerte en algunos casos. Se consideran niveles de hiperglucemia, las personas con niveles de glucosa en ayunas superiores a 100 mg/dL o superiores a 140 mg/dL en situación posprandial (2).

Se denomina hipoglucemia, cuando la glucosa en sangre baja considerablemente por debajo de los valores normales. En general, se determina que el umbral de hipoglucemia es cuando la glucosa cae por debajo de 70 mg/dL. Cuando esto sucede, el cuerpo puede liberar epinefrina (adrenalina), que puede provocar un ritmo cardíaco rápido, sudoración, ansiedad, visión borrosa y confusión, pero también ayuda al cuerpo a movilizar la glucosa en la sangre. Si los niveles de glucosa en sangre permanecen muy bajos durante demasiado tiempo, pueden causar convulsiones, coma y, en casos muy extremos, la muerte.

Conclusiones

En conclusión, se consideran valores “normales” de glucemia entre 80-120/140 mg/dL. Pero como ya hemos comentado anteriormente, estos niveles variarán según el momento del día o situación. En caso de la práctica deportiva, los valores se sitúan entre los 110-180 mg/dL, siendo estos muy variables en cada individuo. Los valores de glucemia superiores a 140 mg/dL se definirán como hiperglucemia y en cambio, los valores menores a 70 mg/dL como hipoglucemia.

Por tanto, mantener los niveles de glucosa en sangre no es fácil, ya que la respuesta glucémica de cada individuo ante una situación, ingesta, práctica deportiva, … es diferente. ¿Cuántas veces has oído que cuanto más baja esté la glucemia, será mejor para tu salud? Pues, tener la glucemia demasiado baja también puede acarrear consecuencias graves para el individuo, además de que, el contexto y la individualización son la clave para la salud metabólica de cada persona.

¡Muchas gracias por leernos y nos vemos en la siguiente!

Referencias

  1. Rodriguez-Segade S, Rodriguez J, Camiña F, Fernández-Arean M, García-Ciudad V, Pazos-Couselo M, García-López JM, Alonso-Sampedro M, González-Quintela A, Gude F. Continuous glucose monitoring is more sensitive than HbA1c and fasting glucose in detecting dysglycaemia in a Spanish population without diabetes. Diabetes Res Clin Pract. 2018 Aug;142:100-109.
  2. Monnier L, Colette C. Target for glycemic control: concentrating on glucose. Diabetes Care. 2009 Nov;32 Suppl 2(Suppl 2):S199-204.
  3. Wendy Marcason, RD. Is There a Recommended Target Range for Blood Glucose for the Type 1 Diabetic Endurance Athlete?. Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics. 2021 Aug; 112:2092.